fbpx
  Plaza San Francisco 18, Zaragoza  RESERVAS: 976 08 83 94

Beneficios del marisco en la dieta mediterránea

Los beneficios del marisco son los mismos que los del pescado blanco, especialmente porque contiene prácticamente los mismos nutrientes y las mismas proteínas.

Eso sí, no debemos olvidarnos que el marisco contiene una mayor cantidad tanto de ácido úrico como de sal. Por este motivo, se trata de un producto prohibido para aquellas personas que no solo sufran de hipertensión arterial, sino de gota.

En cualquier caso, el marisco es rico en vitamina A y ácidos grasos omega-3, además de zinc, selenio y hierro, entre otros. Por ello, se convierte en uno de los mejores alimentos para prevenir la aparición de las enfermedades cardiovasculares, además que se convierte en un buen protector contra el cáncer de próstata y de esófago. Sus principales beneficios son  alto contenido en proteínas, contiene vitamina A y minerales tales como el zinc, selenio y hierro.

Entre las vitaminas destaca la vitamina E con función antioxidante y vitaminas del complejo B, dentro de las cuales merece una mención especial el ácido fólico, indispensable en la dieta de la embarazada y para prevenir anemias nutricionales. También encontramos en la mayoría de los mariscos vitamina A, ideal en esta temporada para cuidar la piel y la visión.

Dentro de los minerales, destaca su contenido en potasio, sodio, yodo y magnesio. Aunque en algunos ejemplares es especialmente importante el contenido de hierro, como en las almejas, berberechos y mejillones, y también, el contenido de calcio, como es el caso de los chipirones o langostinos.

También es rico en ácidos grasos omega-3, es útil para prevenir las enfermedades cardiovasculares e incluso, es protector en varios tipos de cáncer.

Dentro de los mariscos, los más populares en nuestra cocina son los moluscos y los crustáceos, es decir, los mejillones, las almejas, los berberechos, chipirones y semejantes. Estos merecen un análisis aparte del pescado, pues poseen nutrientes diferentes y valiosas propiedades para nuestro cuerpo.

Por tratarse de un ingrediente de origen animal, los mariscos ofrecen proteínas de alta calidad, pues contienen todos los aminoácidos esenciales. Son bajos en hidrato de carbono y la mayor parte de ellos tiene un bajo contenido graso, no alcanzando al 2% de su composición.

Todos tienen una alta densidad nutritiva, es decir, concentran muchos nutrientes saludables en su composición y aunque son ingredientes bajos en grasa, contienen valiosos minerales y vitaminas.

Así, vemos que la riqueza nutricional de los mariscos es infinita, y pese a tantos nutrientes buenos, estos ingredientes concentran pocas calorías, pues no alcanzan las 100 Kcal por cada 100 gramos.

Categories: Nutrición

Comments are closed.